Las ridículas cosencuencias de un “escupitajo” con dirección equivocada


“A ver dónde está el valiente”, decía a un grupo de patinadores un agente de la policía nacional, mientras los chicos se quedaban estupefactos ante tal ataque…

Parece el principio o parte de un relato, pero desgraciadamente no lo es, es totalmente real y por ello quiero compartirlo con vosotros, no tanto por el hecho en sí, sino por lo alucinante que fueron las consecuencias.

Ayer, dando un paseo, topé con un grupo de unos 20 patinadores, que estaban haciendo una ruta deportiva por la capital hispalense. Según pude comprobar, uno de los chicos, mientras patinaba, salivó de repente, con tan mala suerte que el residuo fue a caer a un coche de policía nacional que pasaba justo por su lado.

De repente, pararon al grupo de deportistas para pedirles explicaciones, pero sin el tono digno que se supone debería de tener un agente de seguridad. “¿Quién ha escupido al coche?” “A ver, que salga el valiente”, aseveraron. El grupo de chicos, estupefactos ante tal asalto, dijeron que ellos no habían hecho nada y, sin embargo, ante la insistencia y el tono amenazante de los agentes, no tuvieron más remedio que disculparse por aquella saliva tan malvada.

Y mientras esta conversación se llevaba a cabo, desde los micrófonos del coche policial se escuchaba “han escupido al coche” y lo curioso es que en menos de cinco minutos había dos coches patrullas más en el lugar del suceso.

Los patinadores no daban crédito a lo que estaba ocurriendo y hasta uno de ellos limpió con un clinex la saliva del parabrisas. ¿Sería que no habría nada que proteger en Sevilla, que los agentes estaban aburridos?

Afortunadamente, dado el tono pacífico de los deportistas, no hubo consecuencias mayores y los agentes tuvieron que declinar en sus intenciones. Y todo quedó ahí.

No sé qué calificativo poner al suceso: ridículo, sorprendente, alucinante, gracioso…se me ocurren unos cuantos. Lo que sin duda alguna creo es que los Agentes de Seguridad del Estado que, por cierto todos pagamos, están para proteger al ciudadano y no para atacarlo por una simple “saliba” de un deportista con la dirección equivocada y menos aún para que se personen en el lugar “de los hechos” tres coches patrullas.

Esto de la crisis está dejando loco a más de uno. Señores agentes, sean serios y hagan su trabajo, que hay mucha delincuencia en Sevilla para tener que estar malgastando su tiempo en “ver quién es el valiente que les ha tirado un escupitajo al coche”.

Con esto no quiero generalizar porque entiendo que agentes de la Policía habrá de muchas clases y seguro, que los hay muy buenos….Ahí queda eso!.

Anuncios

2 Comments

  1. Esta claro y es evidente que los agentes estaban bastante aburridos y ademas con cara de adormilados, ademas pudimos comprobar que en las cercanias dos patrullas mas igual de aburridas y adormiladas.Buscaban accion y pelea para despertarse ,que buenos policias que salvaron a un escupitajo de resbalarse por su coche.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s